lunes, 5 de noviembre de 2012

Masonería: No a la violencia de género

Nos hacemos eco del comunicado de la Federación Francesa de nuestra Orden que sobre la violencia de género hacía público días pasados. No es necesario decir que nos sumamos en todos sus términos a lo que en él se expresa máxime si tenemos en cuenta que nuestro país no se encuentra, desgraciadamente, libre de esta plaga que es la violencia de género y que se pùede hacer extensiva a otros tipos de violencia relacionada con el género.

La Federación Franacesa de la Orden Masónica Mixta Internacional le DROIT HUMAIN (El DERECHO HUMANO) ha publicado, desde el año 2002, propuestas tendentes a luchar contra la plaga de la violencia que sufren las mujeres. Comprendían sobre todo medidas preventivas como la introducción de este problema en la formación inicial y continua de todos los profesionales concernidos por el problema ( jueces, magistrados, cuerpos de seguridad, abogados y abogadas, trabajadores sociales, docentes ....) la generalización de la información en el medio escolar sobre el respeto mutuo entre chicas y chicos y la desaparición de los estereotipos en los manuales escolares. Se preconizaba en ellas igualmente, asegurar de un modo real y eficaz la ayuda a las víctimas mediante el refuerzo de los medios económicos con los que se dota a los organismos competentes en esta materia.

Reafirmamos que la violación es la expresión más violenta de la relación de dominio del hombre sobre la mujer y debe ser considerado como un crimen y tratado como tal mediante la aplicación de las leyes en vigor. La primera Orden Masónica Mixta, considerando que la mixidad es una condición necesaria para el progreso de la humanidad, ha sido fundada sobre el principio de igualdad absoluta entre hombres y mujeres. La mixidad es condición indispensable para que la humanidad progrese. Es indispensable que las mujeres se beneficien de iguales prerrogativas y obligaciones que los hombres. Una sociedad justa y fraterna no puede tolerar ninguna forma de violencia sea manipulación, rechazo, humillaciones y agresiones de cualquier tipo contra las que es necesario luchar.

16 de octubre de 2012

La Fédération Française de l’Ordre Maçonnique Mixte le DROIT HUMAIN avait dès 2002 publié des propositions permettant de lutter contre le fléau des violences faites aux femmes. Elles comportaient surtout des mesures préventives comme l’inscription de ce problème dans les formations initiales et continues de tous les professionnels concernés ( magistrats, policiers, avocats, gendarmes, médecins, travailleurs sociaux, enseignants….), la généralisation de l’information en milieu scolaire sur le respect mutuel entre garçons et filles et la disparition des stéréotypes de comportement dans les manuels scolaires. Elles préconisaient également d’assurer de manière réelle et efficace l’aide aux victimes en renforçant les moyens financiers dévolus aux organismes compétents dans ce domaine.
Elle réaffirme que le viol est l’expression la plus violente du rapport d’emprise et de domination de l’homme sur la femme et doit être considéré comme un crime et traité comme tel par l’application des lois en vigueur.
Le premier Ordre Maçonnique Mixte, considérant que la mixité est une condition nécessaire au progrès de l’humanité, a été fondé sur le principe, de l’égalité absolue entre hommes et femmes. La mixité est une condition nécessaire au progrès de l’humanité. Il est indispensable que les femmes bénéficient des mêmes prérogatives et des mêmes obligations que les hommes. Une société juste et fraternelle ne peut tolérer aucune forme de violence telle que manipulations, déchéances, humiliations et agressions contre lesquelles il convient de lutter.