jueves, 2 de septiembre de 2010

REAA, ¿Un rito para todos?

Hace ya algun tiempo que en este mismo blog se comentaba el aspecto humanista, muchas veces olvidado, presente en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado (REAA en castellano o AASR por sus siglas en inglés), en las líneas que siguen trataré de profundizar en esa misma línea de pensamiento con el fin de poner de manifiesto las posibilidades de un rito que, a pesar de su antigüedad, es capaz de cobijar bajo sus alas a diferentes y hasta enfrentadas formas de pensamiento, y su innegable adecuación a las necesidades de un siglo XXI altamente globalizado pero en el que se siguen manteniendo importantes peculiariedades locales.

Esas peculiariedades "locales" debemos entenderlas referidas a las propias obediencias que van adaptando el rito a sus propios principios filosóficos y que son capaces, incluso, de dejar el suficiente espacio de libertad para que dentro de su seno lleguen incluso a generarse particularidades locales, en el sentido geográfico del término, que permitan la convivencia en perfecta armonía a las diferentes visiones que de este rito pueden darse.

Acabo de leer un interesante articulo (Ancient and Accepted Scottish Rite : From Troubled Origins to Worldwide Supremacy, de Yves HIVERT‑MESSECA) en el que, entre otros asuntos muy atrayentes, apunta la posibilidad de que este rito pudiera tener su origen en una suerte de rebelión contra la excesiva "cristianización" que la Gran Logia Unida de Inglaterra, a mediados del XVIII, comenzaba a introducir en los rituales y, consecuentemente, en el simbolismo masónico . En mi opinión, a partir de esta posición se abre un importante y a la vez amplio campo de reflexión sobre el significado simbólico de determinados aspectos del rito "escocista" (quizás, en otra ocasión, sería bueno volver sobre el significado del propio término con el fin de deshacer algunos de los muchos malentendidos que aquejan al "rito" por antonomasia de la masonería universal) más allá de cualquier componente religioso y que vendría a potenciar el racionalismo humanista que algunos encontramos en este rito. Puede que esa "laicización" del rito presente problemas para quienes no son capaces de entender la masonería como algo profundamente racionalista y que busca, por encima de muchas otras cuestiones, unir el mayor número de individuos en torno a una idea primordial, la consecución una sociedad guiada por el conocimiento y entregada a la búsqueda de las mayores cotas posibles del mismo. Es bastante evidente que, descargado del componente religioso y de su trascendencia, el número de quienes se pueden ver representados en ella aumentará de forma considerable.

He dicho

1 comentario:

Hego dijo...

Muy Querido y Amado Hermano Spartacus, eres inasequible al desaliento, lo cual es maravilloso.

No obstante, a veces olvidas que la percepción del rito es personal y no se puede, no se debe, pretender modificar esa personal percepción, pues ello no sólamente no sumaría, sino que restaría.

No escarbes en la paja y por contra descarga la viga, que ésa si es importante, y como en tantas reflexiones que hemos hecho y seguiremos haciendo, las palabras cosas dicen.

Mi más sincero T.·.A.·.F.·.

Hego