domingo, 25 de abril de 2010

Los pecados

Por Camelot


Los pecados capitales fueron en un primer momento esbozados por el papa Gregorio I y concretados por Santo Tomás de Aquino: Así la Pereza, la gula, la ira, la envidia, la avaricia, la lujuria y la soberbia pasaron a ser la doctrina moral de la época. Hablando fuera de lo concerniente a la religión o a la fe, se pueden considerar como los mayores errores del ser humano de la época. Realmente, si los miramos bien, son sensaciones o sentimientos llevados al extremo. Sería la forma de actuar primitiva del ser humano, la de nuestro subconsciente más interno sin tener en cuenta a la razón. Un ser humano llevado por las pasiones.

Pero, lógicamente esta lista se queda un poco obsoleta con el paso de los años ya que de un concepto relativamente intimista debemos pasar a conceptos con consecuencias más globales. Además hay quien quiere liberar el sentido de los pecados capitales de la doctrina católica. Mahatma Gandhi escribió una nueva lista basada en los errores del hombre actual. Él postula los siguientes pecados capitales: 

Políticos sin Principios: Todos conocemos bien casos que ejemplifican este punto, el caso de Bush con Irak e Israel… son sólo los más llamativos, en España lo estamos viendo todos los días a nivel urbanístico.

Bienestar sin Trabajo: ¿Quién no conoce la historia del famoso que por su cara bonita vive a todo lujo? Cómo valorar lo que tienes sin saber lo que te cuesta conseguirlo.

Comercio sin Moralidad: Da igual a costa de quién o de qué, así explotación infantil o sencillamente explotación es el pan nuestro de cada día.

Placer sin Conciencia: Si llevamos al extremo cualquiera de los grandes placeres corremos el riesgo no solo de hacer daño a los demás sino a nosotros mismos. A mi forma de ver, este resume los siete pecados capitales clásicos.

Educación sin Carácter: Estamos en la era de la tecnología, tenemos acceso a todo tipo de información el problema está que la mayor parte de las veces no se utiliza bien, la gente a perdido la conciencia, los valores.

Ciencia sin Humanidad: ¿A costa de cuántas vidas se han probado vacunas o desarrollado fármacos? ¿Cuánta gente se muere por no tener acceso a medicamentos sólo para que unos pocos se enriquezcan?.

Veneración sin Sacrificio: ¿Cuántos realmente creen en lo que hacen?, ¿Cuántas veces se ha asociado religión con poder? 

No pretendo desarrollar a fondo cada uno de estos puntos ya que darían pie por sí mismos a otra plancha entera cada uno. Sólo pretendo reflejar las flaquezas del ser humano. Lo mucho que nos queda por andar para que realmente podamos denominarnos humanos. Ya que esta lista aleja al hombre del concepto de humanidad. Lo hace vil, egoísta, vacío… Yo no quiero ser tan pesimista, me gusta pensar que el hombre es imperfecto. Pero podemos aprovechar esa imperfección para intentar ser mejores… trabajando duro podemos crear un mundo mejor. El ser humano es capaz de razonar sus sentimientos y pensar más en conjunto y no a nivel individual.

He dicho